Ξ  

 

 Sobre a Deficiência Visual

«¡Voy al Cole

Material para la inclusión del niño con discapacidad visual en la etapa de Educación Infantil

A. Herranz Tardón, M.ª D. Holgado López & C. Marín Palomino

1.er Premio del IV Concurso de Materiales Didácticos de la ONCE en 2010-2011


discapacidad visual en la etapa de Educación Infantil


Resumen  |  Se presenta un amplio conjunto de materiales que pretende incluir al niño con discapacidad visual en las actividades del aula de Educación Infantil desde una perspectiva constructivista. Se quiere fomentar el aprendizaje de la lectoescritura (concretamente del sistema braille) a través de la experimentación, mediante actividades y experiencias diferentes que ayuden a contextualizar dicho aprendizaje y a mejorarlo. No es un método de enseñanza del sistema braille, sino que se aporta un material complementario para motivar al alumnado, proporcionándole la posibilidad de jugar, manipular y experimentar los requisitos que son previos al aprendizaje del sistema braille, así como las competencias necesarias para el aprendizaje del propio sistema de lectoescritura, de forma similar a como los niños videntes disponen de materiales para reforzar el aprendizaje de la lectoescritura impresa. De esta forma, se trabaja de forma lúdica y motivadora, aspectos tan importantes como la organización espacio-temporal, la coordinación bimanual, la sensibilización táctil, o la motivación, las habilidades lingüísticas.

 

Introducción

Nuestro principal objetivo al utilizar estos materiales es incluir al niño ciego en las actividades del aula, desde la perspectiva constructivista que se está utilizando actualmente en las aulas de Educación Infantil.

Desde esta perspectiva constructivista, se pretende fomentar un aspecto importante en el aprendizaje de la lectoescritura: su funcionalidad. No tener esto en cuenta supone aprender mecánicamente un código que, en el caso de los alumnos ciegos, no tiene más utilidad que la realización de las tareas escolares. Hay que contextualizar la lectoescritura dentro de actividades globales que la doten de significado (preservar información, comunicarnos con otras personas distantes en el espacio, divertirse o recuperar conocimientos).

En las aulas de Educación Infantil se tiene en cuenta que el niño sea el protagonista de su propio aprendizaje a través de la experimentación. Por ello, hay que proporcionar al niño ciego actividades y experiencias, para que vaya descubriendo por sí mismo las posibilidades de combinar sílabas, letras, palabras, evitando así el carácter mecánico de la lectoescritura.

Para la realización de estos materiales hemos tenido en cuenta los siguientes factores que intervienen en el proceso de aprendizaje:

  • La motivación es el interés que tiene el alumno por su propio aprendizaje o por las actividades que le conducen a él. El grupo de clase motiva para el aprendizaje, así como el realizar las mismas actividades que sus compañeros.
  • El aprendizaje debe ser significativo, un objetivo o actividad es significativa, cuando se ve en ellos alguna utilidad o cuando entretienen y divierten.
  • También hay que tener en cuenta el estilo de aprendizaje del niño. Cada uno utiliza su propio método o su conjunto de estrategias para aprender. No todos aprendemos igual ni a la misma velocidad.
  • La importancia que tiene el juego como actividad propia de esta etapa. El juego ayuda al desarrollo del pensamiento simbólico y a la socialización. El niño aprende a partir de experiencias concretas.

El material se aportará perfectamente ordenado y fácil de identificar. También es importante tener en cuenta que deberemos repetir algunas tareas una y mil veces hasta lograr la habilidad, concepto u objetivo deseados, por lo que será imprescindible presentarlo de forma atractiva, agradable, que al niño le parezca novedoso cada vez, como un reto a lograr, y, sobre todo, darle un enfoque lúdico. Esto hará que el niño no pierda la motivación, puesto que, de otra manera, abandonaría la tarea al aburrirse de repetir siempre lo mismo, y le llevaría a la no consecución de la misma.

El material debe ser asequible al niño, pero no siempre debe estar todo disponible. Para nuestro alumno, al igual que para el resto, siempre será un aliciente encontrar algo nuevo con lo que poder jugar, experimentar, manipular o trabajar. Un mismo material podrá utilizarse de diversas maneras en distintas situaciones, incluso variando el grado de dificultad, y servirnos para diferentes momentos durante toda la etapa de Educación Infantil (3-6 años), ampliando la dificultad de ejecución a medida que el niño va progresando en sus aprendizajes. Este material debe ser atractivo y agradable para los compañeros del niño con discapacidad visual, pues lo compartirá con ellos, y el que otros valoren su esfuerzo, tareas y materiales hará que el niño vea recompensado su esfuerzo y que se vaya formando una imagen positiva de sí mismo.

En la mayoría de las aulas de E. I. se trabaja por rincones o áreas de trabajo. Esta forma de trabajo responde a la necesidad de respetar las diferencias, intereses y ritmos de aprendizaje de cada niño. Favorece la autonomía, el orden y la responsabilidad con el material.

En el momento en que el niño con discapacidad visual se incorpora a esta etapa educativa (2.º Ciclo de Educación Infantil, 3-6 años), nos encontramos con que la limitación de materiales lúdicos y didácticos es muy grande, pues la mayoría son únicamente visuales y están encaminados hacia la lectoescritura impresa, surgiendo momentos vacíos para nuestros alumnos.

Así mismo, hemos padecido una escasez de materiales motivadores que favorezcan el acercamiento al sistema braille, tanto para los niños con discapacidad visual como para el resto de sus compañeros.

Por ello, hemos visto la necesidad de elaborar una serie de materiales que ayudaran al niño —en las diferentes áreas o rincones del aula— a lograr los objetivos programados en la etapa de Educación Infantil, así como de introducir elementos, juegos, materiales en los que el braille está presente de forma natural y lúdica, y no solo en situaciones de aprendizaje dirigido.

Todos estos materiales y juegos pueden ser compartidos por todos los niños del aula, tanto por aquellos con discapacidad visual como por el resto, pudiendo jugar de forma individual o en grupo, favoreciendo de este modo la introducción del sistema braille y evitando posteriores rechazos por parte del niño con discapacidad visual.

Con estos materiales y juegos iremos introduciendo, sin que los niños sean conscientes de ello (ellos solo ven que están jugando), todos los requisitos previos al aprendizaje del sistema braille, que son:

  • Organización espacio-temporal.
  • Interiorización del esquema corporal.
  • Independización funcional de los miembros superiores.
  • Destreza manipulativa.
  • Coordinación bimanual.
  • Independencia digital.
  • Desarrollo de la sensibilización táctil.
  • Habilidades lingüísticas:
    - Pronunciación correcta (diferenciación de fonemas similares). Transformación de fonema-grafema.
    - Habilidades de segmentación (sílabas y palabras). Vocabulario adecuado a la edad.
    - Comprensión verbal.
  • Motivación ante el aprendizaje.
  • Nivel general de maduración.

Dentro de estos juegos hemos utilizado algunos macrotipos, únicamente para trabajar algunos de los requisitos y actividades concretas (orientación espacial, motricidad fina, descomponer y componer palabras…), y siempre teniendo en cuenta que el niño está en situación de juego. Cuando se presenta algún texto, lectura o modelo a reproducir, se presentará en el tamaño convencional del braille.

Este material está pensado para cubrir las necesidades que el niño presenta en la etapa del 2.º Ciclo de Educación Infantil (3-6 años).


Materiales a incorporar dentro del aula de Educación Infantil

Bingo de imágenes

Consta de una ruleta que tiene a su alrededor doce imágenes diferentes, de tablillas con seis de estas imágenes y de una caja de imanes. Cada tablilla tiene imágenes diferentes.

El Bingo tiene tres niveles de dificultad:

nivel 1, tablillas con siluetas;
nivel 2, tablillas con contornos;
nivel 3, tablillas con palabras escritas en tinta-braille.

El juego permite que participen niños con diferentes niveles en el proceso de lectoescritura (niños que se están iniciando, pero que todavía no saben leer, y otros que ya leen). Este juego permite a niños con discapacidad visual participar con el resto de compañeros.

A cada niño se le reparte una tablilla, se gira la flecha de la ruleta y deberá ir marcando con un imán la silueta, contorno o palabra que corresponda. El juego consiste en completar la tablilla con imanes.


Ruleta montada sobre un tablero, con una flecha interior y rodeada de distintas formas, a las que va apuntando la flecha al girar.  Ruleta y tablillas con formas.
Ruleta montada sobre un tablero, con una flecha interior y rodeada de distintas formas, a las que va apuntando la flecha al girar; | Ruleta y tablillas con formas.


Bingo de matemáticas

Consta de una ruleta que tiene a su alrededor doce números diferentes, de tablillas con seis de estos números y de una caja de imanes. Cada tablilla tiene números diferentes.

El Bingo tiene dos niveles de dificultad:

nivel 1, tablillas con diferente número de puntos en relieve;
nivel 2, tablillas con números en braille e impresos.

Este juego permite jugar a niños desde los 3 años. La ruleta incluirá los números que el niño está aprendiendo, aunque tengamos que repetir un número varias veces. De igual manera, se realizarán las tablillas incluyendo los números o cantidades que el niño esté trabajando en esa etapa.

El juego permite que participen niños con diferente nivel (niños que se están iniciando en los procesos lógico-matemáticos y otros que ya conocen la representación numérica). Este juego permite participar a niños con discapacidad visual con el resto de compañeros.
 

Ruleta montada sobre un tablero, con números a su alrededor, y tablillas con números.
Ruleta montada sobre un tablero, con números a su alrededor, y tablillas con números.


A cada niño se le reparte una tablilla, se gira la flecha de la ruleta, y aquel deberá ir marcando con un imán la cantidad o número que corresponda. El juego consiste en completar la tablilla con imanes.


Memory: busca la pareja

Tablero del juego "Busco la pareja" con seis cajetines.  Tablero del juego "Busco la pareja" con seis cajetines y un juego de tarjetas.
Tablero del juego "Busco la pareja" con seis cajetines. | Tablero del juego "Busco la pareja" con seis cajetines y un juego de tarjetas.


Pueden participar varios jugadores, con o sin discapacidad visual.

Tablero excavado (6-8 huecos, en función de la edad) donde alojaremos tarjetas con palabras cuya dificultad dependerá del nivel del niño. No es imprescindible saber leer: podemos utilizarlo, al principio, poniendo palabras muy distintas (sol, mariposa), de modo que el niño se fijará en sus características, como que una es larga y la otra es corta, o la letra por la que empiezan, y así, irá asociando conceptos.

Tendremos una caja con las tarjetas con distinto nivel de dificultad.


Juego de asociación palabra-objeto

Consta de un tablero excavado con 6 u 8 huecos en función de la edad, de unas láminas con igual número de palabras y de una cajita con los elementos de cada lámina (para niños mayores, se pueden añadir elementos diferentes para dificultar la tarea).

Pueden participar varios jugadores, con o sin discapacidad visual, del último curso de Educación Infantil (aunque niños que lleven un nivel más avanzado pueden utilizarlo antes).
 

Tablero con seis huecos, cada uno de ellos con un objeto pegado a la tapa y una nota escrita en su interior.  Juego completo: tablero de seis huecos, lámina y cajita con los objetos.
Tablero con seis huecos, cada uno de ellos con un objeto pegado a la tapa y una nota escrita en su interior.  | Juego completo: tablero de seis huecos, lámina y cajita con los objetos.


En un principio, los elementos pueden ser tridimensionales, para después pasar a ser planos.

El niño levanta la tapa, lee la palabra y busca el objeto, que pegará encima de la tapa que corresponda.

Elaboraremos las láminas en función de cada niño. No es necesario saber leer.

El objeto le da la pista de lo que está leyendo al levantar la tapa. También puede asociar si la palabra es larga o corta, si conoce alguna letra, por qué letra empieza o termina..., por lo que al principio nos interesa poner palabras muy fáciles de diferenciar (sol/zapatillas) . En otros momentos, al contrario, que sean parecidas (mula/muela, lima/limón...).

Al asociar objeto/dibujo con palabra, el niño empieza a crear imágenes mentales.


Calendarios: 2 niveles

Calendario nivel 1

Es una caja-calendario de pequeño formato que consta de los elementos necesarios para trabajar el tiempo atmosférico, los días de la semana y las estaciones del año.
 

Imagen de la caja que contiene los elementos del calendario de nivel 1.
Imagen de la caja que contiene los elementos del calendario de nivel 1.

 

Otra vista de la misma caja con los elementos que forman el calendario de nivel 1.
Otra vista de la misma caja con los elementos que forman el calendario de nivel 1.


En una parte se encuentran los elementos organizados, y, en la otra, una pizarra de franela, en la que deberá colocarlos.

Los días de la semana están escritos en los vagones de un tren, igual que en el de los niños videntes. Cada vagón lleva escrito un día de la semana en braille y en texto impreso, acompañado de una textura. Así, al principio, cuando el niño no sabe leer, esta textura le ayudará a encontrar el día de la semana que corresponde, pues encima de los vagones hay una secuencia de texturas en el orden adecuado (el niño va pasando los dedos por las distintas texturas a la vez que va contando los días de la semana, asociando la textura al día y buscando el vagón con la textura correspondiente).

Las tarjetas del tiempo atmosférico van acompañadas de un dibujo representativo (sol, nubes, nieve, lluvia...) y del nombre impreso y en braille.

Las tarjetas de las estaciones se diferencian de las anteriores en que llevan un dibujo en relieve con textura, alusivo a cada estación.

De esta manera, el niño puede trabajar desde los 3 años aunque no domine o conozca el braille, trabajando manipulativamente y haciendo asociaciones de imagen y palabra.


Calendario 2 o de nivel avanzado

Es una caja-calendario en la que, por una parte, están organizadas las tarjetas con los nombres de los meses del año en braille y en texto impreso, separadas en cuatro bloques, según las estaciones del año. En una esquina de la tarjeta viene un dibujo en relieve alusivo a la estación del año que representa. En la otra parte de la pizarra está puesto el mes completo con sus días, para ir colocando un gomet en el día en el que estamos, y así ir tachando los días del calendario (se elabora un panel para cada mes del año).

Junto al mes, hay otro panel con los días de la semana escritos en vertical, y una pestaña que sube y baja y se sitúa en el día correspondiente.
 

Calendario de nivel 2.  Elementos que conforman el calendario de nivel 2: panel con mes completo, días de la semana, y caja con tarjetas y gomets.
Calendario de nivel 2. | Elementos que conforman el calendario de nivel 2: panel con mes completo, días de la semana, y caja con tarjetas y gomets.


Es importante, también, el proporcionarle su propio calendario, en el que irá colocando la figura del Sol, las nubes, la nieve…, e irá viendo la progresión de los días de la semana, de los meses y de las estaciones del año. Se irán incorporando a este calendario los elementos precisos según el niño vaya avanzando en sus conocimientos. Para ello, en un primer momento, nos valdremos de representaciones en relieve o texturas, que facilitarán el reconocimiento del elemento o palabra buscados. Poco a poco, iremos completando y dificultando la actividad en función del desarrollo, de la evolución y de la edad del niño. Estas imágenes irán acompañadas del correspondiente letrero braille. De esta forma, trabajaremos todo lo relacionado con coordinación bimanual, independencia de manos, organización espacial, motricidad fina…


Baúl de matemáticas

Material para trabajar la lógica matemática de forma manipulativa. Se utilizará a lo largo de la etapa de Educación Infantil (3-6 años), tanto por los niños con discapacidad visual como por el resto de compañeros. Se pueden realizar actividades de forma individual o colectiva.
 

Elementos que conforman el baúl de matemáticas: tablillas de franela, etiquetas con números impresos, fichas, etc.  Tablilla de franela con una etiqueta con el número 4, una varita mágica, dos bolas, etc.
Elementos que conforman el baúl de matemáticas: tablillas de franela, etiquetas con números impresos, fichas, etc. | Tablilla de franela con una etiqueta con el número 4, una varita mágica, dos bolas, etc.


Consta de varias tablillas (franelogramas) de pequeño tamaño y tres cajas con distintos elementos:

Caja 1: elementos variados para pegar las tablillas.
Caja 2: números en braille y en texto escritos en la misma tarjeta; números impresos en relieve.
Caja 3: signos matemáticos (=, +, -).

Algunas actividades que se pueden realizar:

  • Asociar elementos a un número.
  • Asociar números a los elementos de diferentes tablillas.
  • Poner, quitar elementos (inicio de suma y resta) solo manipulando, sin usar los signos.
  • Progresión numérica hasta el 9.
  • Descomposición numérica.
  • Iniciación de sumas y restas usando números y signos…


Signos generadores

Diferentes macrosignos para que, jugando, el niño se forme la imagen mental y la organización espacial del signo generador braille. Todo realizado con material de reciclaje, fácil de elaborar y de encontrar: desde hueveras, hieleras, y flaneras que nos servirán para clasificar; cajas de guardar cápsulas de café, signos realizados con imanes, hasta con tapones de botellas de leche... —que, en un principio, al niño solo le servirán para jugar con ellos (motricidad fina, orientación espacial…)— para, posteriormente, ir asociando con una textura en el lugar correspondiente, y en un último momento, numerar según la secuencia de los puntos braille y colocar en el lugar adecuado.


Diferentes objetos que simulan un cajetín braille (seis tapones en una bandeja, etc.).  Más objetos que simulan el cajetín braille: seis círculos sobre un papel o cartón que se rellenan con plastilina.
Diferentes objetos que simulan un cajetín braille (seis tapones en una bandeja, etc.). | Más objetos que simulan el cajetín braille: seis círculos sobre un papel o cartón que se rellenan con plastilina.
 

Nuevas propuestas de elementos que simulan un cajetín braille, como botones de colores que se encajan, moldes con seis huecos...  Molde con tapa y con seis huecos en los que hay distintas bolas de colores.
Nuevas propuestas de elementos que simulan un cajetín braille, como botones de colores que se encajan, moldes con seis huecos... | Molde con tapa y con seis huecos en los que hay distintas bolas de colores.


Tapetes

Tapetes de tres tamaños diferentes, pensados para que el niño vaya conociendo el signo generador braille de forma lúdica, compartiendo la actividad con sus compañeros.


Tapete grande para jugar en el suelo

Está compuesto por un tapete grande, de moqueta, en el que están pegadas dos tiras de velcro. Se acompaña de una caja de macrosignos en los que el niño deberá enroscar y desenroscar los tapones.

En un principio, el niño realiza esta actividad para familiarizarse con el signo generador. Más adelante le iremos incorporando tarjetas en las que irán escritas las letras que el niño conoce (impresas y en braille), o palabras, en función del nivel del niño.

No se pretende que el niño lea con estos macrosignos, sino que trabaje requisitos previos para el aprendizaje de la lectoescritura braille, así como las habilidades lingüísticas necesarias para completar este proceso.
 

Tapete con tarjetas con el signo generador y otros signos braille.
Tapete con tarjetas con el signo generador y otros signos braille.


Tapete Mediano

Está hecho del mismo material que el anterior y con signos generadores de menor tamaño (aunque todavía no tienen el tamaño convencional braille) realizados en horno fúser, en el que el niño —con plastilina o con gomets— escribirá las letras braille. Este modelo se utilizará sobre una mesa.

Actividades propuestas:

  • Dar un modelo de letra que el niño tiene que reproducir.
  • Dar un modelo de palabra que el niño reproduce eligiendo las tarjetas con los signos necesarios para componer esa palabra.
  • Darle un grupo de signos unidos con los que el niño deberá escribir libremente una palabra que contenga el mismo número de letras.
  • El niño escribe libremente palabras.


Tapete mediano y caja con signos braille.
Tapete mediano y caja con signos braille.


Tapete pequeño

Elaborado con el mismo material que los anteriores y para trabajar también sobre una mesa. En este tapete se incluyen tarjetas con las letras en braille realizadas en tamaño convencional.
 

Tapete pequeño y caja de signos braille a tamaño real.
Tapete pequeño y caja de signos braille a tamaño real.


Actividades:

  • Escribir palabras libremente.
  • Copiar palabras de un modelo dado en una tarjeta.
  • Escribir una palabra en un renglón y reproducirla debajo.
  • Ordenar letras para formar palabras.
  • Buscar la letra que le falta a una palabra (la letra por la que empieza, las vocales que faltan…).


Franelogramas

Objetivos:

  • Favorecer la coordinación bimanual.
  • Conseguir la independencia de manos y dedos.
  • Realizar los barridos, seguimiento y cambios de renglón de la forma adecuada...
  • Trabajar los conceptos espaciales.
  • Desarrollar la sensibilización táctil.
  • Trabajar los diferentes conceptos, objetivos y habilidades de la programación de Educación Infantil.


Franelograma básico

Tablero de diferentes tamaños forrado con una tela que permite adherir elementos que llevan pegado un trozo de velcro, para trabajar los conceptos de diferentes áreas.

Se adecuará su tamaño a la edad y a la utilidad que se le quiera dar.

Este franelograma básico se introduce al inicio de la etapa de Educación Infantil (3 años).

Permite al niño realizar el paso del objeto tridimensional al plano y su representación espacial. Debemos incluir elementos que el niño manipulará para trabajar los diferentes conceptos, objetivos y habilidades de la programación de Educación Infantil (grande/pequeño, largo/corto, dentro/fuera, derecha/izquierda, arriba/abajo, formas geométricas, tamaños…).
 

Franelograma cuadrado con distintos objetos geométricos adheridos a él, más una caja con otros elementos geométricos.
Franelograma cuadrado con distintos objetos geométricos adheridos a él, más una caja con otros elementos geométricos.


Franelograma cuaderno

3-4 años: Sería una variación del franelograma anterior. Una parte estaría forrada por la tela de franela y la otra parte tendría tres renglones de velcro para que el niño colocase los elementos.

Con este objeto se pueden realizar actividades que requieren procesos manipulativos más complejos (coordinación bimanual, barridos, independencia de manos…).
 

Franelograma cuaderno, abierto y con distintos objetos geométricos adheridos a ella sobre unas tiras de velcro.
Franelograma cuaderno, abierto y con distintos objetos geométricos adheridos a ella sobre unas tiras de velcro.
 

4-5 años: Para estas edades se elaborará el mismo modelo, separando ambas partes y encuadernándolo de forma que quede como un libro. El formato será mayor, puesto que con él se van a trabajar actividades más complejas con un mayor número de elementos.


Algunas de las actividades que se pueden realizar con estos franelogramas serían:

  • Hacer series de 2, 3, o más elementos diferentes por forma, textura, tamaño...
  • Buscar todos los elementos iguales al primero (solo poner un elemento en cada renglón).
  • Quitar el elemento diferente (poner una serie de elementos iguales e intercalar uno o dos diferentes, según la edad del niño).
  • Lo mismo, pero ya con el número escrito en tarjetas más otras tarjetas con la cantidad.
  • Asociar tarjetas de número con su cantidad.
  • Poner la tarjeta del número y pegar los elementos correspondientes.
  • Poner los elementos y que busque el número.
  • Descomponer un número con varias cantidades.
  • Descomponer un número en dos o tres números (iniciación a las operaciones de sumar y restar).


Actividades con el franelograma para la lectoescritura:

  • Darle la letra que estemos trabajando y buscar todas las que son iguales.
  • Ídem, con sílabas.
  • Ídem, con palabras.
  • Darle letras sueltas y formar palabras.
  • Darle sílabas sueltas y formar palabras.
  • Dividir una frase y que la ordene.
  • Darle una línea con letras iguales y una o dos diferentes y buscarlas.
  • Darle una frase incompleta y varias opciones de palabras para que la complete.


Franelograma tríptico

Franelograma tríptico, abierto y en posición vertical, con varias mariposas y otros animalillos adheridos a él.  Franelograma tríptico extendido sobre una mesa en posición horizontal, con varias mariposas y otros animales adheridos a él.
Franelograma tríptico, abierto y en posición vertical, con varias mariposas y otros animalillos adheridos a él. | Franelograma tríptico extendido sobre una mesa en posición horizontal, con varias mariposas y otros animales adheridos a él.


Elaborando el franelograma en forma de tríptico nos permite colocarlo en posición vertical para que el niño pueda comprender diferentes conceptos espaciales en relación al plano (arriba/abajo, derecha/izquierda). De otra manera, le supondría una dificultad mayor.


Franelograma cuaderno de asociación dibujo/palabra

Cubre la función de las fichas de los niños videntes, que tienen que poner una pegatina igual al dibujo o a la palabra que les aparece en un tono más claro.

Se proporcionará al niño una caja con los elementos y palabras necesarios para realizar la actividad de acuerdo con su nivel de aprendizaje.

No es necesario saber leer, solo fijarse de manera global en la forma de la palabra o dibujo. Siempre se asocia imagen/palabra.


Actividades que se pueden realizar:

  • Diferenciar palabras largas/cortas.
  • Buscar otra palabra que empiece por la misma letra.
  • Buscar palabras iguales.
  • Buscar palabras diferentes.
  • Asociar dibujo a palabra…
     

Franelograma cuaderno con objetos y sus correspondientes etiquetas.  Detalle de un franelograma cuaderno en que se asocian un pez y una mariposa con su rótulo correspondiente.
Franelograma cuaderno con objetos y sus correspondientes etiquetas. | Detalle de un franelograma cuaderno en que se asocian un pez y una mariposa con su rótulo correspondiente.


Franelograma caja de artista

Franelograma forrado por ambas caras para poder elaborar composiciones artísticas.

Por una cara va una sola pieza y por la otra dos, simulando suelo y cielo.

Se le ofrecen cajas con elementos organizados por temas para que el niño elija y realice su composición.

Puede haber cajas de elementos más tridimensionales y otras, más adelante, que sean planas.
 

Franelograma caja de artista mostrando el lado con dos piezas y dos huecos con elementos para realizar composiciones.  Franelograma caja de artista mostrando los dos compartimentos de objetos y el lado de la tapa con una sola pieza.
Franelograma caja de artista mostrando el lado con dos piezas y dos huecos con elementos para realizar composiciones. | Franelograma caja de artista mostrando los dos compartimentos de objetos y el lado de la tapa con una sola pieza.
 

Cuadernillos de pequeño formato para la iniciación y el trabajo de contenidos clave

Cuadernillos de iniciación a la lectura braille.
Cuadernillos de iniciación a la lectura braille.


Cuadernillos para iniciar al niño en la lectura braille, realizando los barridos de izquierda a derecha con diferentes niveles de dificultad.

Con cada cuadernillo se pretende lograr un objetivo diferente. Cada uno consta de varias láminas que trabajan el mismo concepto.

Cuadernillo de búsqueda del elemento diferente.
Cuadernillo de búsqueda del elemento igual al modelo.
Cuadernillo de discriminación de signos braille.


Puzles de números de dos piezas

Tablitas de madera divididas en dos partes, realizadas con diferentes figuras en relieve (una con el número y otra con su correspondiente cantidad), que el niño deberá unir. Adecuados para niños con discapacidad visual y sus compañeros de aula. Se puede utilizar a lo largo de toda la etapa de Educación Infantil.
 

Puzles de números de dos piezas.
Puzles de números de dos piezas.


Puzle de figuras geométricas con estructura de signo generador

El niño buscará la asociación del dibujo que aparece en su tablita con el que viene en el panel, para encajarlo correctamente.

Tiene las figuras geométricas que se trabajan en Educación Infantil, y seis huecos excavados con la misma distribución que el signo generador.
 

Puzle de figuras geométricas formando un signo generador braille.
Puzle de figuras geométricas formando un signo generador braille.

 

Fim

ϟ
 

«¡Voy al Cole
Material para la inclusión del niño con discapacidad visual en la etapa de Educación Infantil
1.er Premio del IV Concurso de Materiales Didácticos (modalidad «Materiales didácticos adaptados») de la ONCE. Curso 2010-2011
Araceli Herranz Tardón, M.ª Dolores Holgado López y Celia Marín Palomino
Maestras pertenecientes al Equipo Específico de Atención Educativa a personas con discapacidad visual de la ONCE. Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Madrid. Avda. del Doctor García Tapia, 210. 28030 Madrid (España).

in http://www.once.es/

 

Δ

21.Jul.2017
publicado por MJA