Ξ  

 

 Sobre a Deficiência Visual

Aprendizaje Musical en la Diversidad

Revista Digital para Profesionales de la Enseñanza
 


Interior of a tavern with a blind fiddler - Hendrik Leys, 1844
 

“Solamente los ciegos pueden tocar las
palabras...” [y la música]
 
Alex Grijelmo

1 - EDUCAR EN Y PARA LA DIVERSIDAD A TRAVÉS DE LA MÚSICA

Desde la década de 1990, se viene trabajando la inclusión social de personas deficientes, siguiendo la filosofía de que todos los alumnos pueden aprender y ser parte de la vida escolar. La diversidad se valora fortaleciendo que todos convivan juntos en una misma situación de enseñanza-aprendizaje.

De esa manera, la inclusión , pasa a ser tema de estudio de varios educadores e investigadores. Con la música no es diferente.

En ese momento de cambios en las escuelas en general, con el regreso de la música y con la constante preocupación por atender todos los alumnos en sus necesidades y diversidad, debemos ofrecerles mayores oportunidades para que se desarrollen y que puedan tener acceso a la música en braille, sinónimo de autonomía e inclusión.

En general, los músicos ciegos tienen mejor oído que los videntes.


2 - MUSICOTERAPIA

La Musicoterapia se puede definir desde dos puntos de vista: desde el punto de vista científico y desde el punto de vista terapéutico.

Desde el punto de vista científico “la Musicoterapia es una especialización científica que se ocupa del estudio e investigación del complejo sonido-ser humano, sea el sonido musical o no, tendente a buscar los elementos diagnósticos y los métodos terapéuticos del mismo”.

Desde el otro punto de vista: ”la musicoterapia es una disciplina paramédica, que utiliza en sonido, la música y el movimiento, para producir efectos regresivos y abrir canales de comunicación con el objetivo de emprender a través de ellos el proceso de entrenamiento y recuperación del paciente para la sociedad”.


BENEFICIOS DE LA MUSICOTERAPIA.

La música tiene valores terapéuticos sobre los ciegos: el ciego puede extraer de la participación musical beneficios, además de los que recibe en común con el que tiene visión normal, la música para el ciego es un medio de expresión emocional socialmente aceptable e interiormente gratificante, el piano es un medio de integración de las formas de aprendizaje auditiva kinestésica y táctil.


Aplicaciones clínicas de la Musicoterapia

• Deficiente mental
• Sordos
• Autismo infantil
• Ciegos
• Parálisis cerebral

Gracias a este sistema, del cual muchas personas no saben de su existencia, el alumnado ciego así como el resto de las personas invidentes, pueden tener acceso al mundo de la música, incluso desde las etapas escolares y pudiendo llegar a ser excelentes músicos en la vida adulta.


3 - EDUCACIÓN INCLUSIVA, DISCAPACIDAD Y NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES

Al igual que la Educación para Todos, el sentido de la educación inclusiva es asegurar el derecho a la educación de todos los alumnos, cualquiera sean sus características o dificultades individuales, a fin de construir una sociedad más justa. Sin embargo, esto no significa que a menudo las iniciativas de educación inclusiva no tengan un foco particular en grupos que tradicionalmente han sido excluidos de las oportunidades educativas.

Entre estos grupos vulnerables, los niños y niñas con necesidades educativas especiales han sido, con frecuencia, los más marginados tanto dentro de los sistemas educativos como de la sociedad en general. Tradicionalmente ellos han experimentado exclusión, discriminación y segregación de la educación general así como de sus pares. Con frecuencia han sido ubicados en clases o escuelas separadas e incluso se les ha negado el acceso a cualquier tipo de educación. Por ello, el enfoque de educación inclusiva es particularmente importante para estos grupos.


4 - LA EDUCACIÓN MUSICAL CON ALUMNOS CIEGOS Y DEFICIENTES VISUALES

La sensibilidad musical es una disposición y provoca una reacción placentera a los sonidos musicales. No debe ser confundida con la aptitud musical que es el poder de adquirir algún tipo de habilidad. La diferencia entre sensibilidad y aptitud tiene particular importancia en la Educación Especial. Aquí es usada como medio y no como fin en sí misma. El logro musical de un niño o adulto discapacitado está relacionado necesariamente con su particular condición, los resultados que logra en música tienen un alcance más vasto y profundo de lo que permite suponer el nivel de su ejecución musical.

La educación musical del ciego y de otros niños abarca la percepción auditiva, el hacer y la apreciación musical. Considerando que el trabajo de educación musical con discapacitados visuales y con los videntes (como son llamadas las personas que ven) es básicamente lo mismo, quizás esas consideraciones no sean necesarias.

Tanto los ciegos como los videntes son capaces de aprender y comprender el lenguaje musical. La diferencia está en el material didáctico y en el camino utilizado para que se llegue a los objetivos propuestos. La educación musical utilizada trabaja con la audición, con la vivencia musical a partir de la exploración del movimiento corporal, lateralidad, coordinación motora, ritmo y estímulo táctil; en el caso de reconocimientos de instrumentos musicales, en la posición correcta de sujetarlos y en tocarlos para la ejecución de los mismos. El profesor acompaña su alumno, enseña con las manos la posición correcta para tocar un instrumento y, por ejemplo, para obtener un determinado sonido. Sobre todo, es necesario utilizar su percepción innata y estimular otras a través de esa vivencia musical.

Haciendo música el discapacitado visual participa más activamente del entorno en que está inserido, adquiriendo autoconfianza, independencia y ampliando su universo cultural, debiendo incluirse en la escuela regular.

Los discapacitados visuales “no son más sensibles a la música que otros niños, pero la música puede tener para ellos un significado especial, porque puede ser un sustituto de cosas imposibles o un medio de autoexpresión y de comunicación superior a otros y que es, algunas veces, el único posible.” (Alvin, 1966, p. 25)

Para la lectura y escrita de la partitura es necesario el desarrollo de las habilidades auditivas y musicales, pasando por la observación, creación y apreciación musical.

Observar los sonidos, oír el fragmento sonoro, escuchar la música desde una perspectiva crítica, clasificar, entender y crear a partir de ese entorno sonoro y musical. Un hacer musical construido y representativo, con juegos rítmicos, canciones de varias épocas y estilos.

Después que el alumno experimente la música y los sonidos en todas sus expresiones posibles (oír, cantar, tocar, crear), ella pasa a observar el mundo concreto, como registrar en el papel los sonidos y la música.

Como los signos braille de escrita y lectura son los mismos para la música, es necesario que el niño empiece todo su proceso de musicalización solamente después de alfabetizada, cuando podrá aprender el código de la Musicografía Braille y utilizar esa herramienta de estudio musical.

La Musicografía Braille es la escritura musical utilizada internacionalmente por los ciegos; se basa en el Sistema Braille creado en Francia en 1825 por Luis Braille.

El sistema se constituye por seis puntos en relieve, organizados en celdillas y distribuido en dos columnas verticales que forman sesenta y tres combinaciones, con las cuales se presentan los símbolos literales, fonéticos, matemáticos, químicos, informáticos y musicales.

Se establece una numeración convencional de los puntos, empezando por la columna de la izquierda y de arriba abajo: 1, 2, 3; y la columna de la derecha, 4, 5, 6.

Las notas se representan por caracteres constituidos por los puntos 1, 2, 4 y 5 (parte de cima da cella braille) y equivalen respectivamente a las notas do, re, mi, fa, sol, la, si.

Las figuras que determinan el valor de las notas se representan mediante combinaciones de los puntos inferiores (3 y 6), dentro de la misma celdilla en que se escribe las notas. La redonda se representa con los puntos 3 y 6, la blanca con el 3, la negra con el 6 y la corchea dejando ambos puntos en blanco, o sea, se representan solo por la parte de arriba de la celdilla braille.

Diferentemente de la música en tinta, la música en braille no utiliza pentagrama y existe una señal para cada nota musical en cada valor. De esa forma, la enseñanza empieza por las figuras de la nota. Los alumnos aprenden primero las notas musicales en corcheas, que son más fáciles de identificar.


5 - POSIBLES BENEFICIOS QUE EL APRENDIZAJE MUSICAL puede aportar a los problemas de desarrollo derivados de la carencia de visión.

Un claro ejemplo de los beneficios que puede proporcionar un adecuado aprendizaje musical, se refleja en el experimento que Moïra Hause realizó en un colegio de Eastbourne en 1910, en el que impartió clases de música de dos a tres horas semanales a niñas de entre 7 y 17 años obteniendo unos resultados casi inmediatos, en los que la rapidez de comprensión la capacidad de concentración y la tasa de participación de las niñas aumentaron, además su personalidad se volvió más abierta y se expresaban con menor dificultad.


Desarrollo cognitivo-perceptivo

En el niño ciego o con deficiencia visual muy grave, los problemas más comunes que la falta de visión provocan son por una parte un retraso en la construcción de la permanencia de los objetos, y por lo tanto en la formación de los mismo y por otra parte, según Fraiberg (1977) la adquisición de imágenes, ya que le conocimiento de los objetos a través del tacto y del oído no es una forma tan apropiada como la visión para adquirir imágenes del mundo.

Cuando estos niños llegan a la etapa escolar, a pesar de estar escolarizados a las mismas edades que los videntes, tienen retrasos académicos.

A los niños de edad infantil se les introduce en la música a través de canciones y de juegos rítmicos sencillos. Cantar es una actividad en la que el niño desarrolla la memoria, la discriminación auditiva, la imitación vocal y la formación de conceptos. A medida que va avanzando la edad también va avanzando la dificultad de las melodías y los ritmos, lo cual exige una mayor y más duradera concentración. El estudio de los símbolos musicales puede favorecer el desarrollo de habilidades abstractas y el sentido del orden. Además el aprendizaje musical hace que ese proceso de aprendizaje se transfiera a otras áreas del conocimiento, como matemáticas o lenguaje, favoreciendo así el desarrollo académico general (Lacarcel Moreno, 1995).

Todas estas habilidades son muy importantes para un adecuado desarrollo del niño con deficiencia visual. Algunas de estas habilidades como el desarrollo de la memoria, la formación de conceptos o la discriminación auditiva, serán imprescindibles en su vida cotidiana.


Desarrollo motriz

La falta de motivación por conocer el mundo lo que provoca un importante retraso en las conductas relacionadas con el inicio de la movilidad. Si los padres no estimulan al niño a que se mueva a coger objetos, si le dan todos los juguetes en las manos, estos niños estarán poco estimulados, lo que provocará dificultades y retrasos en su desarrollo motor general. Si no reciben una atención adecuada es muy probable que tengan problemas de movilidad, de reconocimiento espacial, de falta de coordinación…. Incluso en la vida adulta, ya que el déficit visual provoca una restricción en la capacidad para moverse con facilidad y con seguridad en el ambiente.

Por esto es necesario estimular al máximo las habilidades motoras del niño desde la primera infancia.

Según el maestro Jacques-Dalcroze la música está compuesta de sonoridad y de movimiento. El sonido es una forma de movimiento y los músculos del cuerpo han sido creados para el movimiento. Con los juegos rítmicos en espacios adecuados, los niños van tomando conciencia de su propio cuerpo al utilizarlo como instrumento.

Cuando usan pequeños instrumentos de percusión desarrollan la lateralidad, la coordinación audio- manual y el sentido del ritmo y del orden. A través de las acciones dinámicas (saltar, andar, girar…) que realizan los niños con su cuerpo al escuchar música se desarrolla el control motor, la coordinación y la toma de conciencia espaciotemporal.

Con los juegos rítmicos se pueden desarrollar aspectos del área motriz, importantes para lograr un adecuado desenvolvimiento del niño con problemas visuales en su entorno.


Desarrollo afectivo–expresivo

Es necesario ofrecer espacios en los que pueda interaccionar con otros niños y buscar vías para que éste pueda expresarse con facilidad y relacionarse con el resto de sus compañeros.

La expresión musical es una forma de expresar los sentimientos con sonido.

Además las habilidades que se van adquiriendo en el aprendizaje musical y sus avances son inmediatos y muy gratificantes, por lo que la autoestima del niño puede aumentar fácilmente. Los grupos en los que se trabaje y juegue con la música, favorecerán la interacción con otros niños, el intercambio de ideas, sentimiento… El trabajo en grupo también contribuye a fortalecer la tolerancia, la formación de la identidad de grupo, la capacidad crítica y el trabajo cooperativo.

La formación de grupos musicales en los que los niños puedan tener oportunidades de estar en contacto con otros niños, realizando un trabajo común, y expresándose a través de la música, puede favorecer un adecuado desarrollo afectivo.


6 - CORRIENTE PEDAGÓGICA MUSICAL APLICADA A NIÑOS CIEGOS


El Método Montessori.

Es un método especialmente utilizado para niños con deficiencias físicas, sobre todo ciegos. Se basa en la educación de sentidos como el tacto y el oído especialmente. Para este método, la mente humana funciona como una computadora que procesa información que nos llega a través de los sentidos. Los cinco sentidos pueden ser educadores mediante ejercicios y prácticas, pero en el caso de los niños ciegos, al carecer del sentido visual, se han de potenciar los demás.

Sus propósitos musicales no presentan grandes innovaciones, la principal es su aplicación a niños invidentes. Sus principales objetivos son:

  • Fomentar el uso del oído reemplazando a la vista.
  • Desarrollar el sentido del ritmo, a menudo ausente, en los niños ciegos.
  • Desarrollar la autoestima del alumno: en los ciegos y los sordos, la carencia de autoestima suele ser muy grande, llegando a producir verdaderos complejos de inferioridad.

La parte práctica se centra en los bloques de contenido habituales, variando las actividades. La educación auditiva se centra en juegos de reconocimiento de timbres, actividades a la educación del ritmo, se contempla la realización de actividades relacionadas con el acento, el pulso y con el propio ritmo.

Algo que no se contempla en la educación musical convencional es la educación del tacto: para ello se van a construir instrumentos sencillos, van a sentir en sus dedos la vibración de triángulos, campanas o platillos después de ser golpeados, también se usa la flauta y guitarra, pero con la intención del desarrollo del tacto.

En lo referente a la educación vocal, empleo métodos y actividades convencionales.

Por último, este sistema también tiene un apartado dedicado a la educación intelectual: en ella se va a trabajar los nombres y los valores de las notas, la lectoescritura musical mediante el sistema Braille y la comprensión de la “belleza del sonido”, con actividades como la lectura de poemas líricos, ejercicios de frases cortas para las que el alumno debe encontrar textos, búsqueda de bajos continuos sencillos mediante xilófonos y otros instrumentos.


7 - CONCLUSIÓN

No es posible hoy dejar de reconocer como en la sociedad, los discursos de los diversos grupos minoritarios se abren nuevos espacios para hacer oír su voz, deseando dejar de ser los excluidos. La música es un medio para abrir canales de comunicación entre las personas en general (niños y adultos) con discapacidades.

Para un niño invidente la música puede ser un estímulo muy fuerte, capaz de desarrollar en parte su independencia, ganas de conocer, y autoestima.

Asimismo, en la educación se han experimentado cambios tan grandes que es imposible de no visibilizar las diversas influencias y visiones críticas que emanan en torno a ella, por lo que la diversidad nos plantea nuevas cuestiones que requieren continuamente de reflexión.

FIM

 

Bibliografías:

  • Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI, presidida por Jacques Delors (1996): La educación encierra un tesoro: Informe de la Comisión. UNESCO/Santillana, 1996.
  • Alvin, J. (1966). Musica para el niño disminuido. Buenos Aires: Ricordi.
  • Soler, M. (1999). Didáctica multisensorial de las ciencias. Un nuevo método para alumnos ciegos, deficientes visuales, y también sin problemas de visión. Barcelona: Paidós.
  • Mazzotta, M.J. da S. (1982). Fundamentos de Educación Especial. São Paulo: Pioneira.
  • Fraiberg, (1977). Niños ciegos. Inserso. Madrid.
     
  • Sitios web:  UNESCO/Inclusive Education  |   UNICEF

 

ϟ
 

APRENDIZAJE MÚSICAL EN LA DIVERSIDAD
Temas para la Educación
Revista Digital para Profesionales de la Enseñanza n.º 12
Enero 2011

Fonte: http://www2.fe.ccoo.es/andalucia/docu/p5sd7887.pdf

 

Δ

27.Dez.2011
publicado por MJA