Ξ  

 

 SOBRE A DEFICIÊNCIA VISUAL

Siga este site no Facebook.     Siga este site no Twitter    Envie um email à Webmaster do Site

Desarrollo Psicológico de los Estudiantes con Discapacidad Visual

Geraldina Gonzalez Franco

I lock my door upon myself - Fernand Khnopff, 1891
imagem: I lock my door upon myself - Fernand Khnopff, 1891

 

Particularidades y peculiaridades del desarrollo psicológico de los estudiantes con discapacidad visual

Se puede afirmar que las personas ciegas o con baja visión no resultan ser una categoría peculiar de personas, y par tanto no existe una psicología propia de estas, aunque por supuesto existen peculiaridades en su desarrollo y características que hacen estudiarlas de forma particular y especial, ya que viven en un mundo de videntes y ello atraviesa sus peculiaridades.

El estudio de las características o peculiaridades que tienen el desarrollo psicológico en los niños con discapacidad visual afectados en un sistema sensorial tan importante como la visión, tiene un doble interés . En primer lugar, es importante para el establecimiento de las pautas de intervención y educación necesarias para optimizar las posibilidades de desarrollo y aprendizaje de los niños con discapacidad visual. Ademas tiene un considerable interés teórico para la psicología del desarrollo ya que permite estudiar la importancia que tiene el sistema visual en la especie humana, la posibilidad de que existan vías alternativas para el desarrollo utilizando otros sistemas sensoriales y sobre todo, poner a prueba la plasticidad del sistema psicológico humano.

Las personas con discapacidad visual se caracterizan por su heterogeneidad, es decir, existen en estas personas una gran variabilidad interindividual que hace ser prudentes al hablar de las características generales de su desarrollo.

Es importante señalar que no tienen por que tener problemas psicológicos de ningún tipo, lo cual esta basado en el hecho que las leyes y regularidades del desarrollo psicológico son iguales que en el vidente lo que al ser diferente su interacción con el ambiente físico y social, hace que se desarrollen ciertas peculiaridades.

Se afirma que estas personas no son ni mejores ni peores, solo son diferentes, por tanto el trabajo que debe realizar y la postura que debe asumir un especialista que labora con estas personas no es la de ayudarlos a superar su dificultad o deficiencia. No es tratar de acercarlo "al patrón normal " si no el reconocerlo como un ser humane que tiene algunas características peculiares en su modo de recibir la información.

L. S. Vigotski como representante de la Psicología Marxista, establece que: "La ceguera en si misma no es un hecho psicológico, deviene así solo cuando el ciego entra en comunicación con personas videntes". Por lo tanto la diferencia entre ciegos y videntes no reside en características de personalidad, sino en la dinámica de su formación en dependencia del carácter de las influencias sociales".

Teniendo en cuenta que la personalidad es una formación que se desarrolla por la interpretación que se da entre el individuo como sujeto activo y el medio social que le rodea, el cual ejerce una influencia determinante en la adquisición de cualidades, conocimientos, patrones de conducta, y de comunicación, compartimos la posición de este autor, considerando que la ceguera no es la causa de la formación de determinadas características y cualidades de personalidad en el individuo ciego sino que los mismos son un resultado de la relación que se establece entre los invidentes y el medio social del cual reciben un determinado tratamiento y un conjunto de valoraciones que pueden resultar inadecuadas y constituir un obstáculo en el desarrollo integral de estos individuos.

El mundo de la persona invidente esta desprovisto de visión, luz, color, informaciones trasmitidas por otros sentidos que ocupan un lugar importante, mientras que esta inmerso en un mundo de sonidos, olores, texturas, temperaturas y en el que buena parte de la información se recibe a través de! propio cuerpo, del tacto e información verbal.

La cantidad de información ambiental que recibe, un ciego puede estar restringido por ejemplo: hay funciones sensoriales de difícil acceso al carecer de visión como el vuelo de los pájaros, el giro de hélices, etc.

A veces las personas precisan que los ciegos carecen de imágenes sensoriales . Esto es falso, lo que carecen es de representaciones visuales pero si presentan imágenes sensoriales por otros analizadores conservados. La discapacidad visual no supone por si misma disminución en las capacidades intelectuales de quien la ostenta especialmente cuando estas personas han sido educadas y tratadas correctamente.

Resulta un postulado importante las condiciones de vida y educación en las cuales se desenvuelve el individuo, las que van a determinar en gran medida el desarrollo psicológico del mismo y si en el caso que nos ocupa esta sometido a un entorno desfavorable para ello va a repercutir en ultima instancia en su desarrollo psicológico.


Los profesionales que trabajen con estos deben conocer los siguientes aspectos

  • Su diagnóstico oftalmológico.
  • Etiología.
  • Evolución y pronóstico de su problema visual.
  • Momento de aparición.
  • Si existe o no un problema añadido.

Esto les permitirá realizar una labor que este acorde con sus necesidades, dificultades, posibilidades y potencialidades, las cuales contribuirán a su desarrollo.

En investigaciones realizadas por la Dra. Maria Teresa Garcia, se logró conocer a través de un estudio geneticoetário, que la autovaloración de los discapacitados visuales, similar a la de los videntes, es una formación compleja de la personalidad, cuyo desarrollo pasa por distintos niveles, con potencialidades en su desarrollo desde la niñez, así como posibilidades de acción de ella como reguladora de la actividad del niño.

Los procesos de afrontamiento van variando con la edad, y se hacen cada vez mas solucionadores de problemas, activos y movilizadores. Es así que en la edad escolar priman las estrategias dirigidas a controlar el equilibrio interno ante una situación supuestamente amenazante, mientras que en los adolescentes existe una coexistencia entre estas y las activas y movilizadoras; hasta llegar a estas ultimas fundamentalmente en el periodo juvenil.

Existe una relación directa entre el desarrollo alcanzado par la autovaloración y los procesos de afrontamiento encontrados; de forma tal que mientras mayor desarrollo autovalorativo se logra, las estrategias que se utilizan son aquellas en las que el sujeto se implica en la solución de los problemas, y que en estos caso resultan efectivas.

Al comparar los sujetos estudiados en relación con la profundidad de su deficiencia visual, se encontraron diferencias significativas en las tres edades abordadas a favor de los ciegos en general. Estos presentan un mayor desarrollo de su personalidad y en especial de su autovaloración, que es reflejado en los procesos de afrontamiento que utilizan (efectivos y movilizadores).

El grupo de menor desarrollo es el de los de baja visión, quien en ultima instáncia frenan su desarrollo psicológico, al considerarse diferentes a los ciegos, y con mayores posibilidades; esta idea no les permite rehabilitarse, o habilitarse de acuerdo con sus necesidades. Es por eso que el trabajo del psicólogo en estos casos, debe estar encaminado a brindar herramientas que le permitan a los sujetos alcanzar un mayor desarrollo de su autovaloración y consigo de su autoestima, facilitando les esto descubrir y aprovechar sus verdaderas potencialidades y posibilidades.

 

ϟ
 

in "EL ALUMNO CON DISCAPACIDAD VISUAL EN LA INCLUSION EDUCATIVA"
UN FOLLETO PARA EL TRABAJO DEL  psicólogo CON ESTUDIANTES CON DISCAPACIDAD VISUAL EN EL AMBITO DE LA ESCUELA INCLUSIVA
MsC Geraldina Gonzalez Franco
https://www.foal.es/sites/default/files/docs/Libro_Foal2.pdf
 

Δ

15.Jun.2020
Maria José Alegre